Muchas veces se explica la violencia con los patrones aprendidos en la infancia. Aun así, sigue habiendo un nicho difícil de soslayar cuando algunas mujeres aceptan el maltrato como una forma de amar. Antes porque no había organismo de Estado que amparara a la mujer maltratada; ahora porque, a pesar de la protección y el acompañamiento moral, sigue habiendo mujeres que permiten dinámicas de violencia que terminan en las estadísticas de feminicidio.

¿Qué pasa con las personas que no han crecido en la violencia y aun así las aceptan en sus vidas? ¿Qué sucede por la mente de una mujer que, a pesar de las advertencias de sus amigos y familiares, asume el papel de ratoncita presumida que espera que el gato la ame y no se la coma?

¿Qué origina la violencia? ¿Acaso el ser humano lleva inherente en su condición el gen devastador para autoaniquilarse? He conocido mujeres exitosas, emprendedoras e independientes que les gusta vivir con el puño en la cara. Decenas de biografías nos presentan a mujeres de enorme talento que vivieron el maltrato como algo normal en sus vidas.

Históricamente es la mujer la condenada a la sumisión y respeto hacia el hombre y no he visto a ninguno indignado por este designio… Ahora bien, podríamos pensar que la publicidad juega un papel perpetuador y coadyuvante en tan escalofriante acto destructor. No obstante, la actitud religiosa que nos condena a situaciones karmáticas o evolutivas en lo espiritual es tan responsable como el que da el puñetazo.

Si seguimos creyendo que hay una misión que se nos escapa de la razón, que hay una predestinación indisoluble que nos apresa con sus explicaciones místicas difíciles de refutar… si vemos al maltratador como maestro, entonces tendremos un factor de origen en nuestras narices.

Ni somos Scherezadas ni existe el rey de Tartaria que se quiere casar con nosotras para amarnos hasta que la muerte nos separe. Tampoco necesitamos pasar mil y una noches en vela, esperando a no nos maten…

¿Qué crees que origina la tolerancia al maltrato?

¿Conoces alguna mujer que acepte la violencia? Cuéntanos tu reflexión.

Entrada previaSiguiente entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.