Le damos la más cordial bienvenida a los escépticos,nihilistas, críticos, creyentes, víctimas o simpatizantes de la Burbuja y la pseudociencia.

Un espacio donde comentar y debatir acerca de las técnicas persuasivas que prometen aliviar todos los malestares físicos y emocionales.

Tanto como si fuiste o eres burbupeuta, queremos conocerte.

Si defiendes el derecho a creer en la pseudociencia como una alternativa de vida o simplemente tuviste una decepción con los burbupeutas, queremos leerte.

Comenzaré por mí:

Soy Nina Rocha y fui burbupeuta. Al principio creí que todo el tema espiritual que nos vendían tanto oradores como publicadores del pensamiento positivo y la espiritualidad era el camino más humano para alcanzar la felicidad y el bienestar. Con el tiempo me cansé de actuar y construir  un deber ser, saber decir y saber pensar muy lejos de mi espontaneidad. Sustituir el derecho a queja por la sonrisa o pensamiento positivo me agotaron. Cuando decidí apelar por mi naturaleza y emprender la investigación de estos discursos, lo dejé todo: horarios flexibles, sueldo bien remunerado, bienestar forzado y prestigio dentro de la Burbuja.

Como siempre quise ser escritora, aproveché mi momento de escepticismo para indagar las razones filosóficas, antropológicas y sociales para escribir mi obra de teatro El protocolo y ¿Dónde está Platón? El mito del pensamiento positivo.

Actualmente sigo en la investigación y búsqueda de raíces de la condición humana que Hanna Arendt clasificó en labor, trabajo y acción.  Por eso estoy aquí y te invito a participar con tu opinión o silenciosa lectura.

Para comenzar puedes responder la pregunta que más corresponda a tu experiencia o dejarnos tu opinión libre:

¿Eres burbupeuta o burbupeuta a sueldo?

.¿Qué técnicas utilizas para convencer a tus clientes?

¿Cuándo comenzaste a cuestionarte los discursos espirituales?

¿Cuál ha sido tu experiencia como cliente?

¿Crees que las burbupias funcionan?

Esta entrada tiene 1 Comentario

1
  1. Hola, acabo de leer su artículo; interesante.
    Mucha gente hoy día ya es «cliente» de alguna de estas «burbupias» y lo es de cualquier manera; sin preguntar, sin investigar, sin conocer muy bien que hace y quien las hace. Muchas veces porqué «alguien» le ha dicho esto funciona y probamos.
    En mis experiencias me he encontrado de todo; la pregunta es: ¿Cómo distinguir? ¿Cómo saber, de verdad, si funciona?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.