Si eres una persona curiosa, que no acaba de creer en las “terapias alternativas”, que a pesar de haberlo intentado una y otra vez te das cuenta que no funciona…Si te ha tocado vivir secretamente la decepción y la angustia de estar dentro de un grupito reformador de pensamiento y quieres salir sin saber cómo… estás siendo víctima de la violencia poética de aquellos que se autoproclaman maestros e iluminados, y careces de argumento para enfrentarlos… Si has llegado a esta Web tras tu búsqueda de información, no es por casualidad ni por señales del universo, es porque existe Internet, puedo contar mi experiencia y juntos reflexionar al respecto.

Vivir en un sistema de creencias que nos mantuvo a salvos durante un tiempo, porque recurrimos a la fantasía y nos creímos los mitos infundados por nuestros más célebres oradores de autoayuda, es legítimo y aceptable. Pero nos ha tocado ahora aceptar la fecha de caducidad de esa dicha y sopesar hasta qué punto nos hace un bien a medias y un mal a sus anchas.

En SoyNinaRocha.com se intenta anclar el pensamiento crítico, reflexivo e independiente sin necesidad de menospreciar a quienes se ganan la vida con la pseudociencia, puesto que no es un crimen la fe, pero sí una infamia el nicho comercial de quienes se aprovechan de nuestra ceguera; aún así, no se trata de juzgarlos sino intentar comprenderlos.

No podemos pretender estar 100% lúcidos en una Era que nos crea necesidades de consumo difíciles de demostrar por su tramposa sutileza. Es necesario que dediquemos un tiempo a contrastar, a pensar por nuestros propios medios y concluir con libertad de pensamiento, aunque vivamos en una cárcel de puertas abiertas; porque no podemos negar que el mito y la fábula han sido y siguen siendo los medios de instrumentación social que nos han aglutinado como sociedad, Estado y país.

En esta página además de encontrar mis publicaciones, tendrás la posibilidad de contar tu experiencia en la “comunidad burbupéutica”; un espacio para tu opinión y pensamiento, no solo en las “terapias alternativas”, sino en el desarrollo de tus creencias y motivaciones.

En mi blog desarrollaré artículos de variados temas de corte social, filosófico,antropológico y científico. Puedes hacer preguntas y comentar sobre temas que quieras conocer.

Te doy la más cordial bienvenida tanto si fuiste, eres o te gustaría ser burbupeuta, si eres seguidor de las burbujas, te gustan los temas de autoayuda y quieras aportar tu opinión al respecto. Recuerda que no juzgamos, solo investigamos y contrastamos.

Esta entrada tiene 4 Comentarios

4
  1. Hola, Nina. Mi nombre es Graciela. Mi experiencia con las terapias alternativas es más positiva en comparación con las que he tenido con terapias más ortodoxas o tradicionales. Sin embargo, la proliferación de seudosterapéutas es abismal, desprestigiando así los verdaderos investigadores y hacedores que se atreven a ver diferentes mundos en este mundo. Esto ha dado como resultado la confusión y la falta de ética. Estamos en una sociedad que ha perdido el norte, el sentido y la fe. Todos quieren ser «iluminados» y vivir de ello, es decir, del cuento.

    1. Graciela, gracias por comentar. Bueno, según Fernando Savater existen campos de la verdad, con lo cual los científicos manejan evidencias irrefutables y los creyentes su fe (también irrefutable a nivel subjetivo). No sé identificar el intrusismo cuando solo la fe es el instrumento.

      1. Queridísima Nina. Aún recuerdo esa conversación que mantuvimos en mi coche. Yo lloraba con desesperación y daba pataletas de ahogado porque no podía entender porqué luego de tantos años de psicoterapia, de talleres de crecimiento personal, de retiros chamánicos, de haberme formado como terapeuta holistica, me encontraba con lo que yo describí como una pérdida de fe absoluta, confusa, y sobretodo decepcionada, y sobretodo culpable. La frase recurrente es «pero cómo es posible que teniendo todas estas herramientas me encuentre tan mal? Claro, es que soy absolutamente responsable de todo. Pues entonces vaya mierda que soy porque no soy capaz de salir del hueco». Y me hablaste de «El mito de la caverna»… Hoy día, intento reconectarme con esa pseudociencia y me cuesta un mundo. Y resulta que también me siento culpable por ello, Aunque cada vez menos, la verdad. Siempre había sido muy » creyente, «espiritual», pero en este momento de mi vida me resulta muy interesante informarme sobre esto que propones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.